Plaza San Martín, 7
34440 Frómista (Palencia)
España
Telf./Fax: (+34) 979.810.000
info@hotelsanmartin.es
Aviso legal

Turismo
Fotografías de Carlos Arroyo Puertas

Frómista es una población de paso de varias rutas:

. Camino de Santiago, desde Roncesvalles hasta Santiago de Compostela

. Camino del Agua, desde Alar del Rey hasta Valladolid y Medina del Campo, por el Canal de Castilla

. Camino de Hierro, desde Madrid hasta Santander, por la vía del Ferrocarril
Sea que venga de paso o por una estancia más larga, una vez en nuestra población le recomendamos hacer algunas visitas interesantes.

. Iglesia Románica de San Martín
Quizá es el edificio más emblemático de nuestra población. Es una construcción de la segunda mitad del S.XI y se ha convertido en uno de los máximos exponentes del románico europeo por sus bellas proporciones y sus esculturas decorativas. Además, está situado al lado de nuestro hotel.

. Museo Parroquial de San Pedro
Una iglesia de los siglos XV a XVII, que fusiona estilos neoclásico y renacentista. En su interior se encuentra una impresionante colección de tablas del Gótico Tardío Castellano; así como excelentes piezasw de orfebrería religiosa, pergaminos, tallas y casullas sacerdotales.

. Santa María del Castillo
Soberbia iglesia gótica, que posee unas magníficas bóvedas de crucería estrellada. Posee dos portadas, una renacentista y otra clasicista. Actualmente alberga un novedoso montaje audiovisual llamado "Vestigia: Leyenda del Camino".

. Ermita de Nuestra Señora del Otero
Es un pequeño templo que fue rehecho en 1757, que alberga algunas obras de arte gótico y romanista. El camino de acceso a la ermita es difícil, ya que está sobre la cumbre de un cerro, pero merece la pena. Alrededor del templo hay un merendero para descansar.

. Esclusas del Canal de Castilla
En Frómista se encuentra el único sistema de esclusas cuádruple de todo el Canal de Castilla, construidas para salvar un desnivel de casi 15 metros. Originalmente, el canal fue construido para transportar mercancías, principalmente cereales, desde la meseta al puerto de Santander. Las mercancías eran llevadas en barcazas arrastradas por mulas, que se ubicaban en los caminos laterales. Actualmente, estos caminos permiten pasear en pleno contacto con la naturaleza.